Crónica C.R. Tres Cantos – XV del Lirio

Convocatoria ajustada para jugar contra un equipo que nos ganó en uno de los primeros partidos de la temporada.

Salimos de inicio con Búfalo, Mortera, Mini; Robles y Riojano; Nico, Yus y Mario; Lili y Agus; Chapu y Jazztn; Rafik, Balado y Rocha de zaguero. En el banquillo Pablete, Gondo lesionado y GIJoe de linier.

El partido comenzó tarde y con problemas debido a algún problema con la seguridad. Nada que Pablete, Geli y María, con la ayuda de trescientas colchonetas azules y una cinta de señalizaciones no pudieran arreglar en escasos 40 minutos. Sobresaliente en manualidades. Muchas gracias a los tres.

Este extraño comienzo hizo que los primeros 20 minutos fueran algo caóticos. No conseguíamos entrar en el partido, los balones se caían, teníamos fallos impropios de la calidad de los jugadores y nadie se hacía con el control del partido. Todo cambió a mitad de la segunda parte, y empezamos a jugar de acuerdo con el plan establecido. Los apoyos empezaron a llegar a tiempo, el balón fue cuidado como merece y los hábiles pescadores contrarios fueron contrarrestados.

Aún así, nos dieron muchos problemas los rápidos y hábiles centros contrarios a pesar de que teníamos dos placadores de garantías enfrente: Chapu y jazz. El primer tiempo acabo 14-7, pero con mejores sensaciones debido a la buena presión defensiva de la línea que estaba dando muchos problemas a la línea de la Autónoma.

En el segundo tiempo continuó la dinámica positiva, con la entrada de Pablete en el campo como ala. El experto en comida del club dio seguridad atrás, ayudando mucho a Rocha con las patadas enemigas y sacando con solvencia varios balones comprometidos. Dio una patada con la izquierda para mandar el balón a campo contrario digna de torneos de mucha más categoría: buen partido Pablete.

Nuestra delantera era superior y mantuvo la dureza del juego. Y los centros empezaron a placar como nos tienen acostumbrados, por lo que el partido no peligró a pesar de la intensidad de los rapidisimos chicos de enfrente, acabando el partido con un par de viajes de Jazztin de los que duele ver. Peor debe ser recibirlos.

Cabe destacar una jugada del ala contrario en la que Pablete buscaba algo en el suelo mientras el susodicho corría en otra dirección como un rayo. Menos mal que las cortinas defensivas funcionaron bien y lograron parar todas sus acometidas.

Partido ganado y objetivo a la vista. Sólo queda uno. Contra Olímpico. No hay más que decir.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*