Crónica C.R. Tres Cantos – Olímpico de Pozuelo B

Glorioso mes, que empieza por Todos los Santos y acaba por San Andrés. Pues un 4 de noviembre a las cinco de la tarde nos tocó luchar contra Olímpico B, que llegaba a nuestra casa tricantina como líder invicto. Por parte local, una victoria y tres derrotas y muchas ganas de dar un golpe en la mesa.

Así, tras un calentamiento intenso y la habitual charla de Pivert, salimos al campo con: Lobo, Lucy, Búfalo; Yus, Riojano; Mini, Varela y Mario de octavo; Linares y Gaztelu en los medios, Bético, Fayos, Rafik, César y Dani atrás. En la segunda parte entraron Jorge, Gondo y Philippe Laporte.

Empezamos el partido muy serios pero un golpe centrado les dio los primeros puntos. No nos descentramos y Tre en una gran jugada individual consiguió la primera marca local, pasada por Linares. 7-3 y sensación de dominio. No obstante, en la línea de lo que está siendo la temporada, seguimos cometiendo golpe tras golpe, dando vida al rival. Así nos cayó el primer ensayo en contra.

Tocamos a rebato y durante el último tramo del primer tiempo conseguimos mantener la disciplina. Primero Fayos y luego el Gato de Begoña consiguieron dos nuevos ensayos y un golpe pasado por Linares hacia el final de la primera parte nos dejaron con un 22-8 al descanso. La consigna para la segunda parte era mantener la línea de disciplina del último tramo. Y por supuesto, nos pasamos la consigna por el arco del triunfo.

Una nueva acumulación de golpes de castigo nos metió en nuestro campo. Varela se comió la amarilla por el equipo. Resistimos hasta que volvió pero si hay una tonelada de golpes en 5, al final alguno se cuela. Les dábamos vida con el 22-13, pero poca esperanza les iba a quedar después del ensayo de Lobo. Espectacular cómo se lanzó a por los puntos y el ensayo que significaba el bonus. El 27-13 parecía que sentenciaba el partido pero Olímipico siguió empujando, entrando el partido en modo caos. Tras una buena jugada de Fayos que acabó en avant, a Mini se le cruzó el cable y se autoexpulsó. Los visitantes aprovecharon esta circunstancia para acabar el partido con un ensayo que dejó el resultado en un 27-18 y 5 puntos en nuestro casillero. El puñetazo en la mesa que necesitábamos.

Gracias al público, por venir en un día no muy apacible, a Geli por su curro, al árbitro segoviano que comunicaba mucho y bien y a los palomazos que se vinieron al tercer tiempo. De aquí para arriba.

¡¡¡Aúpa Tres!!!

En cuanto a cositas pequeñas que tanto nos gustan, ayer conocimos a Pivert Junior. Qué encanto de niño y qué bien se lo pasó con la tierra.

Ojo a cómo se tira Lobo al ensayo. Tres minutos antes se había comido una buena bronca y se le veía resabiado. Pues ensayó tirándose de cabeza, con las manos por delante, como un ala de la Premiership. Espectacular.

Aunque para espectacular cómo se arroja el Gato de Begoña al ensayo. Cuando Búfalo olfatea la línea de ensayo se marca unos escorzos espectaculares. Otra muesca al cinturón.

Yus quiere ser creativo y tiene buenas ideas. Pero cuando las ejecuta, a veces rifa balones. Alguno muy espectacular. Y como no decía que eso no era suficiente para salir en la crónica, pues nada, un saludo, máquina.

Mini creo que quiere batir el récord de pacharanes del club esta temporada. Va por buen camino.

El momento de máximo terror fue el ensayo de Fayos. Parecía que se iba a agachar a posar, arriesgándose a hacer uno de sus mates, pero no, posó una vez, dio una voltereta y posó otra. Gran partido, Juan.

Multi vino después de ganar en Getafe. Haciendo chistes muy crueles, yo creo que aún no asume que Gordi le haya quitado el puesto.

Gaztelu se ha comprometido a salir de fiesta con nosotros. Dejo constancia.

Felipe es sobrino de Bernard Laporte, uno de los diez hombres más odiados de Francia. Le podéis odiar a él por aquello de la propiedad transitiva.

Camarón iba en camisa cuando llegó de Getafe y en avión cuando se fue a conocer a su familia política.

A Bético se le olvidaron los pantalones, así que se pasó el tercer tiempo con un chundal y jersey de punto y pidiendo dinero que no era “pa droga”.

Espero que la extensión de esta crónica sea del agrado de Marcos. Y qué bien lo pasemos en el tercer tiempo. El próximo finde más.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*