Crónica C.R. Tres Cantos B – A.D.I. Industriales Las Rozas D

C.R. Tres Cantos - A.D.I. Industriales Las Rozas

Excelente mañana para jugar al rugby. Excelente clima y excelente hora. Excelente rival. Y además tres nuevos regresos: Puzzle, Juanma y Adrián.

Salimos de inicio con Juanma, Katy y Javi Gordi; Alberto y don Yus; Patata, Riojano y Tomi de ocho; GIJoe y Puzzle; Adrián y Samu Camarón; Fermín, Kike Pareja y el gitano atrás. También jugaron Vasco y el loco.

Si sois asiduos a las crónicas sabréis que la semana pasada batimos el récord mundial de melés. Pues Serguey Bubka a nuestro lado era un pringado. Récord mundial superado. En veinte minutos conseguimos con la ayuda inestimable de nuestros contrarios destruir los guarismos de la semana pasada. Más tiempo en melé que jugando. Terrible.

En fin. El partido fue lo que se esperaba. Equipo rival con delantera de las de antaño, y nuestro objetivo claro de abrir balones a la línea. Cosa que por supuesto hicimos mal. Pocos balones y los amigos delgaditos (perdona Adri) tiraron los que tuvieron con soltura y alegría. Las melés ni fu ni fa. Retrocediendo un poco pero Tomi con su habitual solvencia salía con el balón para tirarlo al suelo en el primer, segundo o tercer pase. Palmeos, pases al hueco, cagadas varias… como el culo todos.

En esta primera parte ensayamos tres veces, en cuanto el balón llegaba fuera, y pudieron ser dos más. A saber. En una Kike Pareja llegó a la línea de ensayo y por su afán de marcar cerca de los palos y no tirarse, recibió un agarrón del 9 contrario y el árbitro no concedió los puntos. En otra Adrián se comió con alegría un tres o cuatro para uno y cuando le placaron parecía que le estaban tiroteando desde la fila seis de asientos: reptó, giró, convulsionó varias veces e hizo un mate que me recordó al slam dunk de Spud Webb, Jordan y Wilkins. Allá por el 86. Podéis consultar youtube jovenzuelos.

El juego de Industriales fue lo de siempre: moles, picangous, ni un pase más allá del primer centro. Nos ensayaron una vez.

Tras el descanso comenzamos con algo más de ritmo. Las touches fueron caso aparte. Tras unos encuentros en los que parecía que Katy y Tomi eran una máquina engrasada (manos quietas) volvimos a las andadas. Salieron fatal. No conseguimos más que una clara. En todo el partido. Y mira que ellos no eran especialmente finos.

En esta segunda parte comenzó la ensalada. Un puño por aquí, un pisotón por allá, golpes de castigo a tutiplén… Cosa que por lo menos consiguió que jugáramos con intensidad, aceleráramos nuestras acciones y metiéramos un montón de ensayos. Ellos consiguieron dos marcas, pero por lo menos les dejamos sin bonus ofensivo. Y este juego brusco tuvo otro aspecto positivo: tuvimos muchos temas de conversación en el campo. Muchos de nuestros jugadores aprovecharon para demostrar sus capacidades dialécticas como si de un concurso de debate se tratara. Además, por supuesto, de comentarle al árbitro cada cosa que se nos pasaba por la cabeza sin excepción. Voces, gritos de “fuera de juego, halaaaa, avant, señor…” y múltiples mini debates con los Industriales que no puedo reproducir porque esto se publica. Si tengo que dar mi opinión, que la doy porque para eso hago yo la crónica, una vergüenza.

Bueno. Partido ganado, castañas recibidas y simpático tercer tiempo.

Vamos a los detalles, comenzando por lo positivo. Riojano estuvo francamente bien. Ensayó varias veces, trabajó bien y no le pudieron parar. Refuerzo de lujo.

Puzzle y Adri estuvieron muy firmes en el placaje. El crossfitero metió tres grapas espectaculares y salvó un par de ensayos cantados. Juan Manuel se batió el cobre contra la delantera contraria, al igual que el resto de jugadores del uno al ocho. No jugamos bien, pero al contrario del partido anterior, tuvimos buena actitud.

Cristo estuvo perfecto en el placaje atrás y se lució haciendo dos contra unos a la perfección.

Y a continuación, detalles más festivaleros. Fermín fue desterrado al puesto de ala. Y dio un recital. Como el protagonista de “La conjura de los necios”, Ignatius J. Reilly, Fermin es muy cartesiano. No salió del pasillo de cinco de su lado del campo ni para hablar en el descanso. Cristo hizo una jugada por el ala y le pidió una cruz como treinta veces, pero el plumilla miraba la cal y no se atrevía. Luego hizo un quiebro con finta de pase y balón en una mano, por supuesto hacia la banda, y dejó a su contrario pensando como podría haber pasado por ese pequeño hueco. Se fue varias veces y como buen veterano, miraba más hacia atrás para buscar un apoyo al que pasar que para delante. Bien Fermín.

Kike Pareja, que hizo buen partido, me comentó la clave tras un ensayo contrario. “Creo que tenemos mejor línea. Hay que abrir balones”. Os recomiendo a todos que sigáis el ejemplo de este chico. Si tenéis alguna consideración táctica o estratégica revolucionaria, no os la quedéis para vosotros. Compartidla. También os recomiendo que os peinéis como él. Ni un pelo fuera de su sitio. Es verdad que para hacerlo hay que tener pelo. No miro a nadie.

Vasco recibió un cariño de un contrario y se le abrió la ceja. Se puso un parche y Marcos, que parece un sicario colombiano con el bigote, le dejó el casco como protección. Luego salió al campo y estuvo intentando que Vasco le devolviera el casco, que alguien le dejara un colador, un embudo, algo, cualquier cosa para proteger ese cerebro que Dios le ha dado. Hay que hacer un fondo y comprar el mejor casco del mercado porque no hay nada más preciado en este equipo que la materia gris del Loco.

Yo fui expulsado diez minutitos por un lance sin importancia. Pacharán suma y sigue.

Y el palomo del partido, sin muchas alharacas, fue… ADRIÁN. En el primer tiempo pensó que estaba en una pista americana, reptando bajo alambradas con explosiones de fuego real en el frustrado ensayo antes referido. Pero la jugada que le ha dado el premio fue la siguiente: balón abierto a la izquierda, tres apoyos exteriores y ningún defensor. Adrián convirtió con absoluta facilidad un cuatro contra nadie en un uno contra tres, en una decisión sencilla: buscar a todos los defensores que venían desde el interior. Una jugada con ADN palomo. Para qué hacerlo sencillo cuando se puede uno estampar contra tres contrarios. Buen partido Adri. Enhorabuena por el premio.

Hay que clasificarse en la Liga de arriba. Alberto y yo estamos sufriendo palpitaciones sólo al pensar lo que nos espera en la Liga de los botellines. Parece que la cosa va tomando forma. Ya sólo falta Pitu, la recuperación de Juan y que Borja, nuestro líder espiritual, pueda volver. Un abrazo fuerte Borja.

Gracias a Alba, a la familia de Puzzle, a Moncho (recupérate pronto), a Fede y a Salas por el apoyo.

¡¡¡AÚPA TRES!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*