Así han crecido nuestros Sub 8 y Sub 10

Por Gonzalo García-Baquero

Este sábado, 2 de marzo, el Club de Rugby Tres Cantos estuvo representado en las jornadas infantiles que se organizan cada fin de semana en Orcasitas. Allí, los más pequeños del club, Sub 8 y Sub 10, demostraron el potencial que llevan dentro y el gran trabajo que los entrenadores han realizado desde que dio comienzo la temporada.

En el tiempo transcurrido desde esas primeras jornadas de octubre, donde apenas eran capaces de respetar las normas más básicas del juego, hasta el nivel demostrado este pasado sábado hay una eternidad, que solo se puede entender si ponemos en valor el trabajo y compromiso que hacen los entrenadores y staff de la escuela, JJ, Geli, Lobo, Fayos, Cristina, Estela, Rafik… Un trabajo que no se limita simplemente a transmitir las reglas de juego o el afán por ganar.

La labor que realizan va mucho más allá, ya que los entrenadores y staff del club han transmitido a nuestros niños durante este tiempo que el rugby es mucho más que eso de pasar una pelota y empujarse. El rugby, como demuestran cada día los entrenadores de los chavales, es una forma de vida, es un afán por el buen ambiente, el trato amistoso al compañero, una competitividad bien entendida y un respeto enorme a todo lo que hay alrededor del campo de juego: árbitros, padres, rivales y hasta por el material.

Con los entrenadores también han aprendido que aquí hay sitio para todos, para los rápidos, para los ágiles, para los más lentos, para los más pesados. Solo hay una limitación: aquí no hay sitio para el “figura”, aquí se precisa que todos remen, todos ataquen y todos defiendan. Todos tienen su sitio en el campo y todos necesitan la ayuda de todos, no hay goleadores y el resultado importa en su justa medida. Claro que quieren ganar, pero ¡hay que pasárselo bien!

Están aprendiendo que, con independencia de tus cualidades y tu corpulencia, con un placaje bien hecho el más pequeño puede placar al más grande; pero también aprende el más grande que, aunque lo derriben con contundencia, es posible volver a levantarse. Han aprendido que hay que compartir y compartir, que más allá de los colores si hay que unirse con Moralzarzal y hay que dejarles la camiseta, se les deja; que el respeto al rival es tan importante como el respeto al árbitro o al compañero y que, si te has caído y te duele, tienes dos opciones, o seguir jugando o salir del campo, pero nada de quejarse en el terreno de juego. Han aprendido también lo importante de la crítica constructiva del entrenador, nada de machacarlos con discursos mourinhistas…

Durante estos meses, los chavales también han aprendido conceptos básicos que luego les ayudarán en su formación como personas, han tenido la ocasión de celebrar apasionantes torneos de comer panceta con el bucal puesto (parece imposible, pero lo han hecho), de sus entrenadores han aprendido lo importante que es llevar una dieta equilibrada y que comer espaguetis con puré es posible, han aprendido también que el bucal es algo personal, pero si alguien se le olvida el suyo se lo ofrezco, para que pueda jugar (Papá, no se lo digas a Mamá).

En fin, los niños de nuestro Club disfrutan, comparten se lo pasan bien … y, en ocasiones, hasta juegan al rugby.

8 Comentarios

  1. Emocionada es poco con este artículo. Mis hijos son Chivitos de Moralzarzal, felices de compartir y compartirse. Como antigua jugadora (¿Alguna vez se deja de ser jugadora?) Suscribo cada agradecimiento hacia los entrenadores que además de entrenarles en tan bonito juego les enseñan esa otra parte, más importante si cabe: el RESPETO.
    Gracias Tres Cantos por acogerles tan bien!

    • Paula, muchísimas gracias por tus palabras y por el apoyo que nos dais. Con gente como vosotros todo es fácil y podemos centrarnos en lo importante: que nuestros niños jueguen, aprendan y disfruten.

Responder a Roberto Martín Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este formulario guarda su nombre, dirección de correo electrónico y su comentario para poder guardar un seguimiento de los comentarios realizados en nuestra web. Para más información tienen a su disposición nuestra Política de Privacidad, donde podrán encontrar más información acerca de cómo y por qué guardamos sus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.