YA LLEGA EL DÍA DEL CLUB DE RUGBY TRES CANTOS

Por Gonzalo García-Baquero

-Papá, el 11 de mayo tenemos que estar en Tres Cantos

-Estamos fuera, nos vamos a la playa

-Yo no puedo ir, tengo que ir a la Luz con el Club de Rugby

-Pero ¿por qué?

-No lo sé, pero tengo que ir a la Luz, es el día del Club

-Pero estamos fuera.

-Ya, pero yo no puedo ir, es el día del Club

-No te puedes quedar solo

-No voy a estar solo, voy a estar con el Club de rugby, con TODO EL CLUB

Con este razonamiento tan aplastante, queda de manifiesto la necesidad de bloquear en el calendario familiar el próximo 11 de mayo. Ese día es el Día del Club y no hay opción o excusa para no ir.

No hay grandes actividades, ni vienen fenómenos estratosféricos, es simplemente el Día del Club. Donde los socios, amigos, jugadores, familiares y conocidos comparten un día de convivencia en el polideportivo. Todos participan y todos tienen su hueco.

Primero, habrá partidos amistosos de los más pequeños, de la cantera de la escuela, esos que cada fin de semana atraviesan Madrid para ir a Orcasitas para desmostar, con un comportamiento espectacular junto con sus compañeros del Moralzarzal, que el rugby primero es amistad, compromiso y respeto, que este deporte consiste en pasárselo bien y portarse mejor y que ellos no están dispuestos a perder la esencia del rugby, el alma de este deporte…. El tercer tiempo.

Luego, los mayores de la escuela defenderán los colores tricantinos contra Soto del Real. Es justo en estas categorías- sub 16 y sub 18- donde uno se da cuenta que este deporte implica compromiso y contundencia en el campo, pero respeto y amistad al acabar. Aquí ya se ven placajes y carreras muy espectaculares, pero con un respeto enorme al rival.

A última hora de la mañana, tendremos la oportunidad de aprender y compartir con los amigos de Ami-3. Todos veremos que no hay nada que nos separe, solo una forma diferente de percibir la realidad. Comprobaremos que no hay distancia que nos aleje y además veremos que el rugby es una magnífica ocasión de compartir, integrar y de aprender de los que a veces nosotros mismos se lo ponemos más difícil.

Para acabar la mañana, disfrutaremos de unos extraordinarios juegos en familia, donde los padres intentarán batirse el cobre contra sus hijos en diferentes juegos de habilidad y destreza… Pero los kilos y los años no perdonan: el espectáculo está servido.

Después de comer viene lo serio, el equipo senior se enfrentará a Soto del Real y aquí ya empieza lo formal y lo sensato es no molestar a estos señores, es el momento de cederles el campo y de disfrutar del espectáculo…. Y de no asustarse demasiado.

Acabará el día con el partido de veteranos, esos a los que el rugby ha dado tanto que a pesar de que el tiempo no pasa en balde, son capaces de seguir demostrando esfuerzo, sacrifico y capacidad de pasarlo bien.

En definitiva, el próximo 11 de mayo es un día para no perderse, es una buena ocasión de acercarse a la Luz, al polideportivo Gabriel Parellada, y ver los motivos por los que un grupo de locos hace auténticos equilibrios cada día para compensar la vida personal con los entrenamientos, cómo se las ingenian los más pequeños para, saliendo del colegio a las 17:00 horas, ser capaces de cambiarse en dos minutos en el coche y llegar a tiempo a los entrenos.

Es un día de convivencia, de amistad y de compartir, pero, sobre todo, es un día para no dejar de disfrutar. ¡Aúpa Tres!

Roberto Murias: “reducir el número de conmociones está en manos de todos”

El Club de Rugby Tres Cantos organizó ayer, 7 de marzo, una conferencia sobre conmoción cerebral impartida por Roberto Murias, fisioterapeuta de la Selección Española de Rugby y profesor en la Universidad Camilo José Cela, a la que asistieron casi 30 técnicos, delegados y fisios del Tres Cantos y de otros clubes invitados como Soto o Quijote.

“Conmoción cerebral: reconocer y retirar” es una sesión práctica cuyo objetivo es ser capaces de llevar a cabo una buena gestión de un jugador conmocionado en el campo, evitando acelerar procesos y reincorporándolo a la práctica deportiva en el momento adecuado.

Para Roberto Murias: “es vital reconocer estos casos, evaluar o retirar al jugador a tiempo y todos tenemos que ser conscientes de ello, desde el mismo deportista hasta el último directivo de cada club, pasando por entrenadores, sanitarios y padres. Reducir el número de conmociones está en manos de todos”.

Durante la conferencia, los asistentes pudieron conocer más de cerca los riesgos, signos y síntomas de una conmoción cerebral, los criterios de reconocimiento y su revisión visual a través de diversos ejemplos prácticos y las recomendaciones para un retorno gradual al juego.

Es un privilegio contar hoy con Roberto, que es experto en esta materia y que está llevando a cabo una gran labor de concienciación en nuestro deporte. La seguridad de nuestros jugadores es lo más importante para nosotros y, por eso, queremos dotar de herramientas a nuestros técnicos y delegados y seguir trabajando para llevar a cabo una práctica del rugby lo más segura posible”, afirma María Esponera, responsable de Comunicación del CR3C.

¡Muchísimas gracias a Roberto por su tiempo y dedicación! Ha sido un lujo tenerte en nuestra casa

Roberto Murias, en un momento de la charla sobre conmoción cerebral

Así han crecido nuestros Sub 8 y Sub 10

Por Gonzalo García-Baquero

Este sábado, 2 de marzo, el Club de Rugby Tres Cantos estuvo representado en las jornadas infantiles que se organizan cada fin de semana en Orcasitas. Allí, los más pequeños del club, Sub 8 y Sub 10, demostraron el potencial que llevan dentro y el gran trabajo que los entrenadores han realizado desde que dio comienzo la temporada.

En el tiempo transcurrido desde esas primeras jornadas de octubre, donde apenas eran capaces de respetar las normas más básicas del juego, hasta el nivel demostrado este pasado sábado hay una eternidad, que solo se puede entender si ponemos en valor el trabajo y compromiso que hacen los entrenadores y staff de la escuela, JJ, Geli, Lobo, Fayos, Cristina, Estela, Rafik… Un trabajo que no se limita simplemente a transmitir las reglas de juego o el afán por ganar.

La labor que realizan va mucho más allá, ya que los entrenadores y staff del club han transmitido a nuestros niños durante este tiempo que el rugby es mucho más que eso de pasar una pelota y empujarse. El rugby, como demuestran cada día los entrenadores de los chavales, es una forma de vida, es un afán por el buen ambiente, el trato amistoso al compañero, una competitividad bien entendida y un respeto enorme a todo lo que hay alrededor del campo de juego: árbitros, padres, rivales y hasta por el material.

Con los entrenadores también han aprendido que aquí hay sitio para todos, para los rápidos, para los ágiles, para los más lentos, para los más pesados. Solo hay una limitación: aquí no hay sitio para el “figura”, aquí se precisa que todos remen, todos ataquen y todos defiendan. Todos tienen su sitio en el campo y todos necesitan la ayuda de todos, no hay goleadores y el resultado importa en su justa medida. Claro que quieren ganar, pero ¡hay que pasárselo bien!

Están aprendiendo que, con independencia de tus cualidades y tu corpulencia, con un placaje bien hecho el más pequeño puede placar al más grande; pero también aprende el más grande que, aunque lo derriben con contundencia, es posible volver a levantarse. Han aprendido que hay que compartir y compartir, que más allá de los colores si hay que unirse con Moralzarzal y hay que dejarles la camiseta, se les deja; que el respeto al rival es tan importante como el respeto al árbitro o al compañero y que, si te has caído y te duele, tienes dos opciones, o seguir jugando o salir del campo, pero nada de quejarse en el terreno de juego. Han aprendido también lo importante de la crítica constructiva del entrenador, nada de machacarlos con discursos mourinhistas…

Durante estos meses, los chavales también han aprendido conceptos básicos que luego les ayudarán en su formación como personas, han tenido la ocasión de celebrar apasionantes torneos de comer panceta con el bucal puesto (parece imposible, pero lo han hecho), de sus entrenadores han aprendido lo importante que es llevar una dieta equilibrada y que comer espaguetis con puré es posible, han aprendido también que el bucal es algo personal, pero si alguien se le olvida el suyo se lo ofrezco, para que pueda jugar (Papá, no se lo digas a Mamá).

En fin, los niños de nuestro Club disfrutan, comparten se lo pasan bien … y, en ocasiones, hasta juegan al rugby.

Patrocinadores

Domino's Pizza The Irish Rover Los Castilleros

Próximos Partidos

Últimos Resultados

Tercera Regional
Mini Estadio del Complejo Deportivo Municipal

Regional Sub 16
Polideportivo Dehesa Boyal

Tercera Regional
Orcasitas

Segunda Regional
Campo de Rugby de Hortaleza Juan Pablo II

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete a nuestra Newsletter

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies